sábado, 16 de enero de 2010

Polémica por un museo para Munch

En NoruegaSe critican las dimensiones gigantescas del edificio destinado al legado del pintor de El gritoUn proyecto para levantar un nuevo museo en Oslo, que albergará el legado artístico del pintor noruego Edvar Munch, ya causa controversia.

Según informó el diario El País , el debate tiene que ver con el impacto urbanístico del edificio proyectado por el arquitecto español Juan Herreros que, en 2013, se levantará en el barrio de Bjorvika, en la bahía de Oslo, como parte de un plan de remodelación que busca abrir la capital noruega al mar.

El proyecto fue adjudicado al arquitecto español en abril pasado, tras ganar un concurso al que también se presentaron superestrellas como Zaha Hadid y Tadao Ando. El plan abarca el Museo Munch -que guardará el legado del autor de El grito , de 1893-, una playa, un barrio residencial y una biblioteca.

El propio director general de Patrimonio Nacional de Noruega, Jorn Holme, se expresó con reservas sobre el proyecto, que afecta la zona en la que Oslo fue fundada, en la Edad Media. "Patrimonio Nacional ha expresado su objeción al emplazamiento del edificio, no al edificio en sí mismo", aclaró la directora general, Margrethe Tviberg, quien afirmó que la preocupación se encuadra en la discusión sobre toda la remodelación urbanística de Oslo, encarada por su gobierno local.

El director de la Opera de Oslo, Tom Renlov, planteó algunas objeciones más concretas. "El edificio será desproporcionadamente alto, resaltará enormemente y llamará mucho la atención", explicó, según recogeEl País . Renlov no ocultó su preocupación por el "conflicto" que supondrá la proximidad del Museo Munch con el actual edificio de la Opera y Ballet Nacional de Oslo, otro inmueble inconfundible.

Un debate normal

El arquitecto a cargo de la obra afirma que es un debate normal en un país como Noruega. "Es una forma de ejercer la práctica arquitectónica en un contexto de alta participación colectiva", dijo. "En lugar de desarrollarse en una sala de reuniones, es público. No me preocupa dónde va a terminar el proyecto. Mi trabajo no consiste en defenderlo, sino en adaptarlo. Lo que no está en discusión es el proyecto. Habrá un Museo Munch y lo haremos nosotros".

En 2004, los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, que remodelaron el Rijksmuseum de Amsterdam, vivieron un conflicto similar cuando su proyecto inicial fue rechazado por la Federación Ciclista de la ciudad, porque suponía cerrar el paso de bicicletas por la galería central del edificio. El nuevo proyecto permite un uso mixto para peatones y ciclistas.

Publicar un comentario

ARQUITECTURA BARROCA

Loading...

Astronomy Picture of the Day

Obra del momento