lunes, 18 de agosto de 2008

LA EDAD DEL ARTE

Leonarda Ayarza Romero de Brozovic
Artista Plastico

En el perfil de una estética filosófica, está presente el “Arte y Pensamiento” y no es de negar la existencia de una generación rupturísta orientada a abandonar signos académicos para optar por una concepción no científica, ni semiótica, solo objetividades confrontadas.

Propio de la modernidad es una nueva estética que tiende a reconocer que la modernidad es el límite de un mundo que es el presente, que no es la inaugurada por Descartes (Cogito ergo sum), ni la sistematizada por Hegel (Belleza, Arte y Metafísica), ni la caracterizada de Haberlas (La modernidad contra la post modernidad),

Es reconocido que la estética tiende hacia una orden universal considerando la esencia y dimensión humana que no ofrece controversia alguna. Sin embargo hoy el espacio del arte ocupa una edad de modernidad con una crisis planteada por el agotamiento de vanguardias artísticas, despersonalización y nuevos causes de expresión que en su fondo tienen conflicto irresuelto de civilización; porque al partir de solo conocimientos objetivos para teorizar sobre ellos, sin el predominio a la pre existencia de lo bello, lo epistemológico, la determinación histórico cultural, la Semántica, se produce la desconexión de las ideas que impiden al arte dar direccionalidad al mundo con la contundencia de su temporalidad, su edad.

Esta edad del arte, arroja para cualquier sociedad, el “Grado de Cultura”, esta llamada (según McLuhan) Cultura alta cuya correspondencia con la denominada cultura material o tecnológica no existe, por la exacerbación de un ultra sistema, la globalización de siniestro engranaje que devora con lo que el hombre es.

Desde esta perspectiva, con el peso de edad que tiene el arte, manda al artista pensador del contexto musical, literario, visual y otros; utilizar lo que tiene a partir de Platón, su maestro Sócrates y su discípulo Aristóteles, desquiciar esto que mata. Manos y cerebro del artista sean los motores que den un sentido en el ser y no la máquina en el no ser.

En nuestra temporalidad, el “Arte y Pensamiento” son los verdaderos monstruos inofensivos y potenciales para que el humano no llegue al grado de ser parte de bestia, sin embargo se hace mínima su capacidad, pálida su presencia, por la hostilidad, traición de una conciencia de artista que no aspira reforzar deseos de una vida de cultura alta..

La Edad del Arte en el Perú

La visión de arte en el Perú marca un peso de edad que no pertenece a vanguardias occidentales ni orientales, sintetiza contenidos de orden mayor en sus múltiples expresiones culturales.

Cuando el arte transfigura, construye, significa, eleva más allá y fuera de sí, tiene correspondencia filosófica, estética y epistemológica.

A través de la pintura que elige flotar entre la realidad y ficción, se evidencia parte de muchas expresiones culturales ancestrales del Perú, uno de tantos la “Danza de las Tijeras”.

En el mundo del arte, a través y debajo del lienzo, del mármol, del sonido , de la palabra, y de los movimientos, se encuentra el universo mágico del arte, en armonía con la subjetividad del hombre y la objetividad del mundo, ese universo en Perú es vigente, viviente testimonio; los Dansak en la “Danza de las Tijeras” (500 a 1500 años A.C), de verdadero ministerio que profesan originarios bajo un ritual que atesora recursos, sapiencia, secretos, prohibiciones, honores y duras pruebas que desde niños por vivencias filosóficas invisten especiales poderes provenientes de sobre vivencias epistemológicas relacionadas con las de fuerzas de la naturaleza; que hoy sin respeto a ese peso de edad; academias e improvisados al ofrecer espectacularidad distorsionada, están atentando su pureza conduciendo a su extinción, por falta de una política cultural de gobierno que no termina con declararla como Patrimonio Cultural cuando se trata de una cultura alta ancestral vigente que se encuentra en agonía.
Publicar un comentario

ARQUITECTURA BARROCA

Loading...

Astronomy Picture of the Day

Obra del momento