domingo, 24 de agosto de 2008

MATERIALES TERMICOS

que http://arista-arqmap.blogspot.com/

La estructura de los edificios y los materiales que constituyen su envoltura tienen un papel capital en los intercambios térmicos con el medio ambiente pero tambien en gestión de los flujos de calor de diversas procedencias que circulan en el interior mismo del edificio. Lo que se pone en juego es la conductividad térmica y la capacidad calorífica de los materiales, el efecto de la capacidad es amortiguar y desfasar los flujos de calor procedentes del exterior. Pero esta misma capacidad sirve también para almacenar los “calores gratuitos” procedentes de la ocupación y la iluminación de los aparatos domésticos...

Para que se cumpla esta función es importante que haya la menor resistencia térmica posible entre el ambiente y las paredes internas y externas del local en el caso de paredes exteriores pesadas se necesita añadir un aislante térmico, este debe colocarse en el exterior.

. Diferentes tipos de aislamientos exteriores, se presentan como una segunda piel que se ha de establecer separadamente.El muro de obra de albañilería (1) puede ir recubierto por el exterior del aislamiento (2) seguido de un enrejado metálico (3) y de un enlucido proyectado(4) un contra tabique (6) puede servir para dejar sitio para un vacio de aire (5) mas alla del aislamiento.

Por otro lado esta solución acarrea inconvenientes que es necesario superar. Estos inconvenientes son de dos ordenes: mecánico (forma de aislante y enlucido que lo cubre) y térmico (calentamiento de superficie en verano).

En el mercado existen numerosas soluciones que se dividen en dos categorías:

Los aislantes pegados y los aislantes que respiran. Los pegados están formados por una placa de aislante duro pegada a la pared (a veces se añade un soporte metálico) recubierta por un film de estanquidad y una malla de PVC que sirve de soporte a un enlucido plástico Los aislantes aireados están formados por un aislante dispuesto a distancia de la pared, determinando asi un vacio de aire estático o ventilado y por un paramento o mallas o soporte del enlucido.

La primera solución es menos costosa y menos buena aunque a pesar de 6todo se tenga que anotar en su haber flexibilidad de utilización y discreción.

Es sumamente recomendable no utilizar más que enlucidos de color claro: los calentamientos debidos a la resistencia pueden ser muy importantes, sobretodo si la radicación solar es absorbida, como lo muestra una experiencia realizada en HAIFA.

Entre las informaciones que hay que tener en cuenta figura el comportamiento de los materiales con respecto a las radiaciones. Sobre una gráfica normalizada, J.YELLOT. a propuesto trasladar los valores de absorción a la radiación solar y a los factores de emisión a las radiaciones de gran longitud de onda de los principales materiales y de ciertos cuerpos naturales o realizados en laboratorio.

Temperaturas de superficie externa de prueba de diferentes materiales, el poliestireno es mas espeso, es decir el que tiene mayor resistencia térmica y se calienta más.

LOS MUROS COLECTORES

La tercera solución arquitectónica bioclimática es el muro colector, que englobara las funciones de captación, de acumulación – desfasaje y de restitución del calor irrádienle del sol.

FUNCIÓN DE CAPTACIÓN: BALANCE RADIATIVO DE UN MURO

Este balance esta directamente ligado a la latitud del lugar, a la configuración del paraje, a la orientación e inclinación del muro, al factor de transmición de la cubierta transparente, y por último, al factor de absorción de la superficie del muro.

Latitud, orientación e inclinación

Configuración del paraje

Factor de transmisión de la cubierta

Factor de absorción de la superficie

Factor de emisión y perdidas radioactivas

Protección de los muros colectores

MURO DE TROMBA

La amplitud del flujo térmico transmitido disminuye con relación a la amplitud del flujo que entra y el factor de amortiguamiento es la relación de estas dos amplitudes. Lo mismo ocurre con las temperaturas de superficie interna y la temperatura equivalente o “ficticia al sol “que se considera como la temperatura equivalente o ficticia al sol, que se considera como la temperatura exterior que en realidad actúa, permitiendo poner en corto circuito la temperatura de superficie externa que es difícil de calcular.

El muro colector actúa como un desfasador y un amortiguador de las ondas de calor exteriores y permite que el ambiente interior se beneficie de aportaciones caloríficas en los momentos en que el sol está ausente, prolongando de forma eficaz el sol “útil”.

Naturalmente, lo mismo ocurre con el “mínimo “de calor alcanzado poco antes de la salida del sol y transmitido en medio del día por esto es acertado disponer de una protección térmica nocturna que eleve este mínimo a unos valores no perjudiciales para el balance térmico del local y para el confort térmico térmico del local y para el confort térmico del usuario, aunque este instante corresponda al máximo de la intensidad solar que puede ser captada directamente por una ventana por ejemplo.

1. Radiación solar incidente 2. Radiación reflejada por la 3. Flujo absorbido por el muro4. Radiación emitida por el muro5. Flujo radiante restituido6. Flujo convectivo instantáneo 7. Convección de superficie

OTROS ELEMENTOS

Estos otros elementos constituyen unas variantes o unas instalaciones especiales de los elementos básicos vistos anteriormente.

  1. EL SKYLID

Se trata de unos parasoles orientales “parpados del cielo” cuyas láminas aislantes montadas sobre un eje central, están hechas a base de placas de aluminio fijadas sobre unos marcos de madera, con el interior inyectado de espuma.

2. EL BEAD WALL

Es un sistema de vidriera auto aislante “ muro de gota, esta compuesto de dos paredes traslúcidas entre las cuales se ha aprovechado la cámara de aire que mediante un pequeño ventilador puede llenarse de bolas de poliestireno. Este principio puede utilizarse en cualquier tipo de pared translucida.


Publicar un comentario

ARQUITECTURA BARROCA

Loading...

Astronomy Picture of the Day

Obra del momento