lunes, 18 de enero de 2010

DON JUAN VUELVE A SEVILLA



Burla, burlando, el amante más famoso de toda la historia regresa a la ciudad que le daría vida de mano de Tirso de Molina. El fraile creó un personaje atemporal con una intención moralista; no pudo prever, sin embargo, el atractivo de la trasgresión y, así, surgió el mito: Don Juan. Un libertino que alcanzaría fama mundial y que conocería posteriores versiones muy diferentes en distintos medios.
Ahora, una original exposición recoge algunas de estas visiones en una muestra organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y distintas instituciones sevillanas, que podrá visitarse en la Sala Santa Inés (Sevilla, España) hasta el 14 de febrero del próximo año.

Arquetipo literario de la seducción y el engaño, Don Juan Tenorio nació en el s.XVII asociado a la imagen que ha llegado hasta la actualidad, si bien su vocación conciliadora de la existencia del libre albedrío sufriría una importante reforma en el Romanticismo con Zorrilla al pasar su redención por la obligatoriedad del amor. De esta manera, la evolución del personaje a lo largo de las diversas versiones conformaría una leyenda hoy día más próxima al amante que al burlador, aunque la carga trágica de la insatisfacción ha permanecido latente en el mito (en el cual una buena parte de la crítica ha querido ver incluso una extraña metáfora de la homosexualidad, al precisar Don Juan siempre de un forum de oyentes masculinos que aprecien sus andanzas).
En cualquier caso, Don Juan posee un lugar propio en la literatura, engrosando la lista de prototipos nacidos en los siglos de oro españoles. Una figura que posee su reflejo en las artes plásticas, de forma anecdótica sin embargo; motivo por el cual se hace aún más interesante la exposición "Visiones de Don Juan", destinada a mostrar algunos de los principales modelos que darían a luz autores como Molière, Byron (y su inconclusa y sarcástica creación), Prosper Mérimée, Choderlos de Laclos (en una cortés y cruel clave), Espronceda, o Lorenzo da Ponte y Mozart (en su versión musical), entre muchos otros.

Trescientas piezas, reunidas por La Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), el Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, ofrecen por primera vez una mirada en profundidad sobre las diversas reencarnaciones del arquetipo, destinada a recuperar al personaje original de Tirso mediante el análisis de su origen y evolución. Una muestra que cuenta con la colaboración del Instituto Cervantes y donde pueden apreciarse obras, cedidas por instituciones de todo el mundo, de autores como Henri Rousseau, Fragonard o Madox Brown, que se complementan con diversas piezas en papel, entre las que se encuentran la partitura original de Mozart para Don Giovanni, el libreto de Da Ponte y el cartel del estreno de la ópera en 1787, sin contar los diversos estudios centrados en esta figura compleja, ensoñadora y universal.

Más información: SECC
Publicar un comentario

ARQUITECTURA BARROCA

Loading...

Astronomy Picture of the Day

Obra del momento